Bruxismo: presión y rechinamiento de los dientes | Farmacias Gi | Tu experto en genéricos

Bruxismo: presión y rechinamiento de los dientes Regresar

Luis Alberto Jara Ortiz, Cirujano Dentista
55-1962-9759
Consultorio: 55- 5601-3838
[email protected]

Bruxismo: presión y rechinamiento de los dientes
El bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula o incluso rechinar los dientes, que se da generalmente mientras dormimos. Los movimientos al rechinar pueden ser desde adelante hacia atrás, a los lados, o hasta generar movimientos de masticación.
El bruxismo provoca desgaste y fracturas en los dientes, pérdida de encía en el cuello de los dientes, prótesis rotas y aflojamiento de las mismas, contractura y dolor muscular en la cara, dolor en la articulación temporomandibular (por delante del oído), de cabeza, cuello, oído y un malestar presente y constante.
Factores que provocan el bruxismo
• Malposición dentaria.
• Discrepancia en el tamaño entre los dos maxilares.
• Prótesis mal ajustadas.
• Anormalidades articulares.
• Trastornos mentales y de sueño.
• Ansiedad y trastornos en el estado de ánimo.
De acuerdo con la Asociación Educativa ROCA Dental Tribune, a causa de la pandemia de Covid-19 por la que atravesamos, aumentó el número de pacientes odontológicos con bruxismo; esto debido a la incertidumbre económica, el estrés, la ansiedad, falta de descarga de energía, insomnio, etc.
Diagnóstico
Al ser un trastorno multifactorial, es necesario acudir al dentista para lograr, muchas veces con interconsultas de otras especialidades, un diagnostico acertado y encontrar la causa del bruxismo que se presenta.
Tratamiento
Las terapias empleadas en el tratamiento del bruxismo están enfocadas en la reducción del dolor, evitar el desgaste de los órganos dentales o prótesis, debilitamiento o lesión articular, así como eliminar todos los síntomas que acompaña. En la mayoría de los casos se utilizan protectores dentales o férulas que provocan una desprogramación de la mordida habitual, así como la amortiguación de las fuerzas musculares.
Algunas medidas que se pueden tomar para reducir los síntomas son evitar alimentos duros, practicar ejercicio para eliminar la tensión, realizar ejercicios de relajación como la meditación o el yoga, aplicar aparatos masajeadores sobre los músculos adoloridos (por lo general son los de la sien, mejilla y ángulo de la mandíbula), así como compresas calientes, dormir las horas recomendadas, beber mucha agua y realizarse el tratamiento para alinear los dientes.