fbpx

Cáncer de próstata: el enemigo silencioso

Dr. Jesús Arreguín Porras, Oncólogo
E-mail: [email protected]
Tel: 55-5264-6122

Cáncer de próstata: el enemigo silencioso
El cáncer de próstata es el segundo tumor más frecuente en hombres a partir de los 50 años. Se estima que el 60% de los varones mayores de 65 años pueden tener esta enfermedad.
La mayoría de los hombres desarrollará cáncer de próstata en la tercera edad, lo que no IMPLICA necesariamente que tengan que morir por esta causa. Adquirir una cultura de diagnóstico temprano significa identificar el cáncer, si es que éste aparece, en etapas tempranas de la enfermedad cuando es potencialmente curable.
La próstata es un órgano en forma de nuez formado por glándulas (estructuras que producen secreciones) que se encuentra en la base de la vejiga y por fuera de ésta. No es un órgano esencial, es decir, un hombre a quien se le retire la próstata parcial o totalmente puede continuar su vida.
Factores de riesgo
• Tener familiares de primer grado, ya sea padre o hermanos con cáncer de próstata. Curiosamente tener familiares en primer grado con cáncer de mama también incrementa el riesgo.
• Alteraciones de la información genética conforme avanza la edad.
• Tabaquismo.
• Sedentarismo.
• Hipertensión arterial.
• Obesidad.
• Diabetes
• Elevación del colesterol.
Síntomas
• No sentirse satisfecho al terminar de orinar.
• Incremento del número de micciones por día.
• Levantarse por las noches para orinar.
• Dificultad o imposibilidad para realizar la micción.
• Coloración rojiza o naranja de la orina que sugiere sangrado.
• Goteo al terminar de orinar.
• Un síntoma no urinario y que se presenta en pacientes que ya tienen implantes del cáncer (metástasis) en los huesos es el dolor de espalda.
Importancia de la detección temprana
La detección temprana de cáncer de próstata, cuando NO hay síntomas, ofrece mejores resultados para el control de la enfermedad que cuando los pacientes ya presentan síntomas. Los métodos sugeridos son la medición en sangre del antígeno prostático específico (APE) y, en casos especiales, el tacto rectal.

¿Qué significa etapa temprana?
Identificar un cáncer confinado a la próstata cuando aún no presenta síntomas. Esta condición significa la posibilidad de erradicar el cáncer. Dicha posibilidad irá disminuyendo al aumentar la cantidad de cáncer que se encuentre fuera de la próstata. El nivel de diseminación del cáncer se divide en etapas.
De manera muy general, podemos describir las etapas de la siguiente manera:
1) Etapa I: Tumor de bajo riesgo confinado a la próstata.
2) Etapa II: Tumor de riesgo intermedio confinado a la próstata.
3) Etapa III: Tumor que ha roto la cápsula de la próstata y afecta estructuras cercanas como vejiga o glándulas seminales.
4) Etapa IV: Afectación de ganglios linfáticos y órganos fuera de la pelvis.
Tratamiento
El tratamiento debe ser individualizado, de acuerdo a las características de cada tumor y de cada paciente. En términos generales, para etapa I y II se pueden emplear diversas técnicas de cirugía o radioterapia con resultados equivalentes y en pacientes de bajo riesgo se puede realizar únicamente vigilancia. En etapa III, la radioterapia y cirugía también ofrecen buenos resultados y en algunos casos habría que agregar tratamiento anti hormonal. En la etapa IV se incluyen medicamentos para proteger los huesos de las metástasis óseas (bifosfanatos), así como tratamiento anti hormonal, y cuando falla éste se recurre a la quimioterapia.
La calidad de vida es un objetivo fundamental cuando se toman las decisiones de tratamiento el cual debe brindar mayores resultados beneficiosos que los potenciales efectos secundarios.
Quizás no podamos decidir sobre tener o no cáncer, pero detectarlo en forma temprana es una decisión que sí podemos tomar. Sugiero consultar especialidades como urología, oncología o bien uro-oncología para asesoría personalizada.
Fuentes:
1) https://emedicine.medscape.com/article/1967731-overview#a5
2) https://www.cancer.gov/espanol/tipos/prostata/pro/tratamiento-prostata-pdq