fbpx

Cuando el amor te hace sufrir

Dr. Roberto Miranda Camacho, Psiquiatra

Móvil: 554126-2233

Consultorio: 5574-1387

E-mail: rrrmirandaayahoo.com

 

Es verdad que todas las parejas se pelean, pero la realidad es que existen ciertos comportamientos que no podemos aceptar ni consentir y que demuestran que la relación ha adquirido dinámicas tóxicas. Hay límites que no deben cruzarse y que tomamos como una conducta normal.

A continuación, una guía para identificar si estás dentro de una relación tóxica y cómo salir de ella.

Una relación tóxica es una relación afectiva donde se presenta sufrimiento, más que satisfacciones positivas. Este tipo de vínculos provocan más insatisfacción que felicidad, y la sensación de bienestar que pueden proporcionar en escasos momentos es muy efímera, ya que para vivenciarla es necesario silenciar o pasar por alto ciertas cosas que, de darles la importancia que efectivamente tienen, causarían un profundo dolor e, incluso, llegarían a poner en peligro la continuidad de la pareja.

Una persona tóxica es…

  • Egocentrista: se cree el centro de todas las preocupaciones y atenciones.
  • Pesimista: juzga las cosas por su aspecto más desfavorable o negativo.
  • Falta de empatía: incapacidad o dificultad para salir de uno mismo y entender o sentir lo que está experimentando otra persona, especialmente aquellas que sienten, piensan o actúan de modos diferentes a los propios.
  • Manipuladora: intenta recrear todo a su alrededor a su gusto y semejanza.
  • Chantajista: forma de control que recurre a la culpa, la obligación o el miedo; el objetivo es conseguir que otra persona actúe de acuerdo a unos intereses que van en favor de quien hace el chantaje.

Motivos por los que te involucras con parejas que no te hacen feliz

  • Baja autoestima, que a veces nos hace sentir que no volveremos a ser amados.
  • Miedo a la soledad e inseguridad.
  • Creer que somos la solución a los problemas del otro (sus salvadores).
  • Dependencia emocional: tratamos de suplir carencias afectivas, pretendemos que el otro nos dé lo que nosotros mismos no somos capaces de lograr.
  • Miedo a lo que esté por venir, perder la zona de confort o seguridad hace que de miedo seguir adelante con nuestra vida y abrir nuevos caminos.

Señales que te ayudarán a identificar si estás con la persona equivocada

  • Ya no eres tú mismo… De alguna manera te cuesta reconocerte y que te reconozcan, has dejado de hacer lo que antes te gustaba, ha dejado de motivarte aquello que te motivaba.
  • En tu rutina diaria existe el conflicto y las discusiones.
  • La vida íntima y sexual se ha convertido en insatisfactoria o poco activa.
  • Te esfuerzas constantemente en demostrar tu valía.
  • No te sientes querido.
  • Tienes la percepción constante de que algo no funciona.
  • Estás en compañía, pero te sientes solo y emocionalmente distante y frío.
  • Sientes que giras alrededor de él o ella, que tu vida se centra sólo en la relación y en sus exigencias.
  • Tu pareja te descalifica, marca las cosas que no haces bien.
  • Sientes que su manera de estar y de ser te va entristeciendo, te empequeñece y te va alejando de las cosas que te gustan.

Cómo alejarte de una relación de pareja tóxica

Saber cómo salir de una relación tóxica es necesario para evitar males mayores, evitar alargar la situación y comenzar a vivir una nueva vida de mayor bienestar. Cuando nos enamoramos es habitual idealizar a la otra persona y pasar por alto detalles o situaciones que de otra manera no toleraríamos.

Algunos consejos útiles y efectivos pueden ser:

  • Platicar lo que te está ocurriendo con alguien de confianza.
  • Tomar conciencia de la situación que estás viviendo.
  • Perder el miedo a las consecuencias.
  • Cortar por lo sano.
  • Buscar apoyo externo (alguna terapia o profesional de la salud mental).
  • Aceptar la pena y superar lo más pronto el proceso de duelo.
  • Centrarse en uno mismo.
  • Trabajar la autoestima.
  • Aprender a disfrutar de nuevo de la soledad.
  • Practicar técnicas de relajación.

 

Ten presente que nada bueno puede surgir de uniones entre personas que generan actitudes y emociones lacerantes que nublan tu capacidad de alcanzar la plenitud emocional que te mereces. Las relaciones ideales entre las personas son ganar-ganar. Una relación tóxica nunca puede catalogarse como tal, son de ganar-perder y, en muchos casos, las dos personas involucradas pierden.