fbpx

Infecciones gastrointestinales en bebés y niños

Dra. Yuliana Guadalupe Fernández Nicoli

Email: yuli.fernanez.nicoli93@gmail.com

Tel: 9931768177

Las enfermedades gastrointestinales son una de las primeras causas de consulta médica y de muerte en México, y en el mundo. Por ello, se les considera un problema de salud pública a nivel mundial, que afecta a personas de cualquier edad y condición social, aunque los grupos más vulnerables son los niños y los ancianos 

La infección del tracto gastrointestinal en la edad pediátrica puede deberse a agentes como:

 

  • Virus

El rotavirus es el más frecuente de la gastroenteritis aguda. También existe el adenovirus, enterovirus, astrovirus y el calicivirus.

  • Bacterias
  1. coli, Salmonella, Campylobacter y Shigella.
  • Parásitos

Giardia lamblia.

  • No infecciosas

Por sobrealimentación o alimentos hiperosmolares (contienen cantidades elevadas de sodio y glucosa), antibióticos, alergia o hipersensibilidad, hormonas, tóxicos o inflamación.

 

Manifestaciones
  • Uno de los principales signos de infección gastrointestinal aguda es la diarrea, la cual se define como el aumento en la frecuencia de las deposiciones de menor consistencia. La diarrea aguda dura menos de dos semanas, casi siempre 3 a 5 días.
  • Si dura más de dos semanas se llama diarrea prolongada o persistente.
  • Cuando las evacuaciones contienen moco y sangre se denomina disentería (trastorno de inflamación del colon).
  • También son habituales la fiebre, los vómitos y el dolor abdominal tipo cólico.
  • La deshidratación por pérdida de electrolitos y agua del cuerpo puede presentarse en aquellos niños con escasa tolerancia a la vía oral y pérdidas gastrointestinales importantes (diarrea y/o vómito).

 

Valoración médica

  • El diagnóstico es clínico a cargo de un profesional de la salud, mediante los signos y síntomas que presente el paciente.
  • Se realiza una entrevista donde se podrá conocer un posible ambiente epidémico familiar o el antecedente de ingesta de alimentos en mal estado de preparación o conservación.
  • Es necesario realizar un estudio de sangre (biometría hemática, urea, creatinina, iones, glucemia, gasometría) en aquellas gastroenteritis que cursen con mal estado general, deshidratación grave, con sospecha de hipernatremia (aumento de sodio en sangre), que precisen tratamiento intravenoso o ingreso hospitalario.
  • El coprocultivo está indicado en caso de mal estado general, deshidratación grave, diarrea con sangre, diarrea prolongada (más de 15 días), inmunodepresión, enfermedad crónica o procedencia de un país en vías de desarrollo.

 

Tratamiento

  1. REHIDRATACIÓN ORAL

La hidratación oral es la herramienta esencial para el tratamiento efectivo de la diarrea aguda líquida mediante soluciones que contengan sodio y glucosa (electrolitos orales). Se debe dar al niño aproximadamente 10 ml/kg por cada evacuación diarreica que presente y 2 ml/kg por cada vómito, y el grado de deshidratación que presente.

 

  1. ALIMENTACIÓN HABITUAL Y PRECOZ

No se recomienda interrumpir la alimentación, menos aún, si se trata de un lactante que recibe leche materna. Pueden restringirse los zumos o refrescos con gas, puesto que contienen grandes cantidades de azúcar, pudiendo empeorar la diarrea.

 

  1. PROBIÓTICOS

En los últimos años se han efectuado múltiples estudios sobre las propiedades antidiarreicas de diversos probióticos, en su mayoría lactobacilos, que han mostrado resultados variables, en general benéficos.

 

  1. REHIDRATACIÓN INTRAVENOSA

Se reserva para pacientes que no toleran la rehidratación oral por vómitos incontenibles y para pacientes con deshidratación grave.

 

  1. TRATAMIENTO ANTIBIÓTICO ESPECÍFICO

Proporcionado según la causa que origine la gastroenteritis.

 

Manejo en el hogar

La capacitación de la madre o del encargado del cuidado del niño en el hogar sobre algunos componentes del manejo efectivo, tales como el uso racional de antimicrobianos u otros fármacos, puede facilitarse insistiendo en el uso del suero oral. Es necesario indicar que el aumento de la sed es el signo más temprano de deshidratación y así evitar la aparición de otros signos más tardíos y la muerte.

Es importante enfatizar acerca de la prevención de gastroenteritis al evitar factores de riesgos tales como:

  • Suspensión del seno materno antes de los seis meses de edad (sin indicación médica).
  • El inicio temprano de la ablactación (inicio de la alimentación diferente a la leche materna).
  • Desnutrición.
  • Inadecuado lavado de manos antes, durante y después de manipular alimentos e ir al baño.

Ofertas

Proximamente

Proximamente las mejores ofertas