La adicción ante una decepción amorosa | Farmacias Gi | Tu experto en genéricos

La adicción ante una decepción amorosa Regresar

Psicóloga Verónica Durán, Especialista en Adicciones

Móvil 55-5072-9224

Mail [email protected]

 

 

La adicción ante una decepción amorosa

 

No cabe duda que una decepción o ruptura amorosa es una experiencia que puede ser dolorosa e, incluso, traumática dependiendo de las circunstancias que la rodeen. Especialmente si no están de mutuo acuerdo y uno de ellos quiere seguir con la relación. Y aunque por lo general la situación resulta muy dolorosa para la persona que tiene la pérdida, también puede ser difícil para quien decide separarse. En la mayoría de los casos genera una gran tristeza, sufrimiento y dudas, así como una pérdida de ganas de hacer cosas y tendencia a aislarse.

 

Una experiencia dolorosa

La decepción es un sentimiento de insatisfacción que surge cuando no se cumplen las expectativas sobre un deseo o una persona.  Al hablar de decepción amorosa (ruptura de noviazgo, separación o divorcio) se tiene la sensación de no haber cumplido las expectativas sobre el deseo de estar con una persona. Se caracteriza por ser una de las experiencias más dolorosas que puede sufrir una persona a lo largo de su vida. Se puede considerar el acontecimiento más estresante después de la muerte de un ser querido.

Con frecuencia, la ruptura, el divorcio o la separación suelen contemplarse como una solución cuando el nivel de conflicto es muy alto. Sin embargo, después se produce una serie de cambios personales, familiares, económicos y sociales, que pueden resultar más estresantes que el periodo anterior.

Efectos neurológicos tras una pérdida

Hablando neurológicamente, el cerebro está diseñado para superar las situaciones difíciles, incluidas las rupturas amorosas. Sin embargo, al no poder superar dicho rompimiento, hay personas que sustituyen dicho vínculo por el consumo de una sustancia adictiva.

Además, en el “amor” o enamoramiento se reciben frecuentes dosis de dopamina, la hormona de la felicidad y el placer, que hacen sentir lo que comúnmente se llaman “mariposas en el estómago”.  Cuando el amor se acaba, el suministro de dopamina se reduce y el cuerpo experimenta síntomas similares o iguales a la depresión.

 

 

 

Síntomas psicoemocionales

Después de la disolución de una pareja, ambos cónyuges atraviesan un periodo crítico en el que suelen observarse síntomas psicoemocionales, como la pérdida de apetito, falta de concentración, llantos frecuentes, conductas extremas o compulsivas recurriendo en algunos casos al alcohol, drogas o tranquilizantes para aliviar el dolor y ausentarse emocionalmente.

El alcohol y el tabaco suelen ser las sustancias de mayor abuso y consumo diario. Entre las drogas ilegales, de más uso por decepción amorosa, se encuentran el cannabis seguida por la cocaína.

Cómo superar la ruptura

En la consulta clínica es frecuente encontrar parejas que aluden a algún tipo de adicción como consecuencia de su ruptura. ¿Qué hacer? ¿Cómo superar la pérdida? Mis recomendaciones son:

 

  1. Acudir con un especialista de la salud mental, llevar terapias especializadas en duelo y/o consumo de sustancias.
  2. Practicar actividades recreativas, deportivas y motivacionales.
  3. Buscar apoyo en la red social o familiar.
  4. Evitar aislarse.
  5. Tener hábitos saludables, como comer y dormir bien.
  6. Reconocer el dolor.
  7. Asistir a grupos de apoyo.