La andropausia, mito o realidad

La testosterona cumple un rol fundamental en la vida del hombre. Influye en muchas funciones físicas, bioquímicas y mentales; actúa en órganos sexuales, huesos, músculos, cerebro, piel y cabello, así como en la modificación de niveles de colesterol y hemoglobina.

Se habla mucho de la menopausia, todo el mundo conoce sus síntomas, cuándo se produce y las consecuencias que tiene. Sin embargo, su “homólogo masculino”, la andropausia, pasa mucho más desapercibido entre la población.

A pesar de ser un gran desconocido, es un verdadero dolor de cabeza para muchos hombres, y es que un 82 por ciento pueden presentar andropausia (Síndrome de Déficit de Testosterona) a partir de los 50 años.

De acuerdo con especialistas, la andropausia no es un proceso tan drástico como la menopausia en la mujer, es más lento y progresivo. Conforme pasan los años tiende a producirse un descenso en la producción de testosterona, hormona masculina, que provoca cambios relevantes en los hombres.

Es importante diagnosticarlo y diferenciarlo de otras enfermedades como la depresión. Para esto, se debe realizar un análisis de sangre. Si en el análisis se observa que la testosterona está baja y además el hombre muestra un descenso del deseo sexual, erección, y otros síntomas emocionales, se llega al diagnóstico de Síndrome de Déficit de Testosterona.

Síntomas

  1. Disminución del deseo sexual.
  2. Las erecciones son menos firmes.
  3. Menor resistencia física, cansancio.
  4. Tendencia al mal humor (depresión, ansiedad e irritabilidad).
  5. Propensión al insomnio.
  6. Reducción del tamaño testicular.
  7. Disminuye la cantidad del semen y la intensidad de la eyaculación.

Puntos clave:

  • La andropausia está dentro del envejecimiento y a nadie le gusta envejecer ni disminuir su vigor. Hay quien cree que tomando testosterona va a estar siempre joven y esto no es así. Es normal asumir que con la edad se va a producir un pequeño descenso del vigor físico, deseo sexual, etc., pero si este descenso es paulatino y lento lo consideramos normal.
  • Para indicar un tratamiento contra la andropausia se requieren tres circunstancias: que en los análisis se demuestren niveles bajos de testosterona, que haya síntomas de déficit y que se haga bajo control médico.
  • Gracias al tratamiento con testosterona, el hombre experimentará notables beneficios como el incremento del deseo y la actividad sexual, el aumento de la erección y más energía. Además, mejora la densidad ósea, baja la grasa corporal, aumenta la masa muscular y, en general, se nota una mejoría del bienestar y el estado de ánimo.
  • No automedicarse. La testosterona puede producir un aumento de la próstata, un aumento de glóbulos rojos y de colesterol. Bajo control médico los factores adversos son muy pocos, pero sin control puede ser peligroso.
  • La educación sexual del hombre ha estado basada en la rigidez completa, cuando la erección empieza a bajar se contempla como un trauma y el varón piensa que pierde su masculinidad.
  • La andropausia es muy frecuente, pero al hombre no le gusta comentar estos aspectos. Ante estos problemas te recomendamos acudir al especialista para ver si necesitas algún tratamiento y cuál es el que más te conviene.

Ofertas

Proximamente

Proximamente las mejores ofertas