fbpx

La hidratación es clave para la salud

Dra. Alicia Escobar y Dr. Jean Marco Serpa Díaz
Especialistas en Medicina, Nutrición Clínica y Bariatría
E-mail: [email protected]
Móvil: 5591957850

  • ¿Sabías que…? La vida inició en el agua.
  • ¿Sabías que…? Ninguna persona podría sobrevivir más de cinco días sin ingerir agua, por tal motivo, sin agua no se puede vivir.
  • Debemos tomar agua como beneficio para nuestra propia salud.

Nuestro cuerpo está compuesto por un 60-70 por ciento de agua, con la cual se realizan todas las funciones celulares; por lo que es indispensable ingerirla en nuestra dieta diaria. Es recomendable que sea natural, potable y pura. Además, debe ser inodora, insípida e incolora para que no sature el trabajo de nuestros riñones.

Nuestro cuerpo regula la ingesta de líquidos a través de la sed, la cual también influye en caso de enfermedades o excesos de líquidos con colores, sabores o mieles. Esto quiere decir que, si tomamos en exceso café, refrescos o jugos, nuestro cuerpo se deshidrata y constantemente tendremos la sensación de sed; lo que nos está pidiendo nuestro cuerpo es agua natural (sola).

A través de los riñones eliminamos toxinas de nuestro cuerpo, pero necesitan agua para trabajar, si es agua natural simple, es mejor, de lo contrario, estamos dando más toxinas y trabajo a nuestro riñón.

El agua nos sirve para muchas cosas:

  • Nos ayuda a mejorar nuestra digestión y evita el estreñimiento.
  • Transporta los nutrientes del cuerpo, los cuales se disuelven en agua,
  • Evita el dolor de cabeza y las migrañas.
  • Ayuda a mantener la belleza de nuestra piel.
  • Regula la temperatura de nuestro cuerpo.
  • Ayuda a perder peso.
  • Mejora el mal aliento.
  • Elimina toxinas y productos de desecho.

También el exceso de ingesta de agua puede ser perjudicial para el organismo. El consumo adecuado debe ser aproximadamente de 1 litro por cada metro de altura; así que una persona de 1.70 metros debe de tomar 1.7 litros de agua en promedio. Está claro que en algunas condiciones de enfermedad como diarrea y fiebre puede aumentar el requerimiento y, en otras como la insuficiencia renal, disminuir la ingesta de agua. Esto se debe realizar bajo vigilancia médica.

Algunas recomendaciones:

  • Comienza el día con un vaso con agua.
  • Genera el hábito de tomar la cantidad adecuada de agua natural.
  • Toma un extra de agua por cada líquido NO natural que tomes. Por ejemplo, café, jugos, cerveza, etc.
  • No consumas agua durante los alimentos, estos podrían disminuir los jugos gástricos y provocar mala digestión.
  • Toma agua a temperatura ambiente, ni muy caliente ni muy frio.
  • La deshidratación (déficit de agua) puede causar irritación y mal humor, fatiga y cansancio.

Recuerda, el agua es vida, CUIDALA.