fbpx

Marihuana y embarazo

Dr. Roberto Miranda Camacho, Psiquiatra

Móvil: 554126-2233

Consultorio: 5574-1387

E-mail: rrrmirandaayahoo.com

 

Muchas embarazadas consideran que el cannabis (marihuana) no tiene consecuencias para el feto. Sin embargo, las investigaciones preliminares sugieren lo contrario: el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana, el tetrahidrocannabinol o THC, puede traspasar la placenta y alcanzar al feto, lo que podría causar daño al desarrollo cerebral y cognitivo, así como al peso del bebé al nacer. El THC también se puede encontrar en la leche materna.

 

PROBLEMAS PREVIOS AL EMBARAZO

El uso de la marihuana puede afectar la fertilidad y hacer más difícil quedar embarazada ya que afecta a:

  • Las hormonas que el cuerpo necesita para quedar embarazada (gonadotrofina, estrógenos y progesterona).
  • El ciclo menstrual.
  • La cantidad de espermatozoides que produce un hombre.

 

PROBLEMAS EN EL BEBÉ

Cuando usas marihuana durante el embarazo, el THC y otras sustancias químicas pueden pasar por la placenta hacia el bebé, afectándolo de diversas maneras:

  • Nacimiento prematuro. Antes de las 37 semanas de embarazo.
  • Restricción del crecimiento fetal y bajo peso al nacer (2.5 kilos).
  • Anencefalia (sin cerebro al nacer). Este es uno de los defectos del tubo neural más graves.
  • El bebé no tiene suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno al resto del cuerpo y al cerebro.
  • Nacimiento sin vida. El bebé muere en el útero después de las 20 semanas de embarazo.
  • Síntomas de abstinencia, como temblores o largos períodos de llanto. Esos síntomas suelen desaparecer unos días después del nacimiento o prolongarse por varios meses.
  • Problemas de sueño.

¿QUÉ DICEN LOS ESTUDIOS?

En algunos estudios realizados al respecto, se ha encontrado que en niños de seis años de edad con madres que habían fumado un cigarrillo o más de marihuana cada día durante el primer trimestre, mostraron una menor habilidad para entender conceptos leídos o escuchados. A la edad de 10 años, los niños expuestos a THC en el útero eran más impulsivos que otros y menos capaces de centrar su atención.

Los cambios en el cerebro de los fetos masculinos entre 18 y 22 semanas de gestación que se encuentran ligados al consumo materno de marihuana, presentaron un funcionamiento anormal de la amígdala, la parte del cerebro que regula la integración y aprendizaje de emociones y las respuestas autónomas; gestión del miedo y reacción lucha/huida; memoria; regulación de la conducta sexual, agresividad; y la saciedad.

Es importante señalar que, respecto a los estudios sobre el consumo materno de marihuana, muchas veces las investigaciones se basan en la información proporcionada por las embarazadas, en lugar de utilizar análisis más específicos como el de orina o del cordón umbilical y, ellas, constantemente declaran un uso menor al real. Además, las embarazadas que consumen marihuana también suelen consumir tabaco o beber alcohol, así que puede ser difícil definir solo los riesgos del consumo de esta

¿SABÍAS QUÉ?

Poca gente sabe que el THC se almacena en la grasa y, por lo tanto, puede permanecer en el cuerpo de una madre por semanas e incluso meses. Aún no se sabe si la exposición del feto se limita solamente a las horas en que la madre siente los efectos de la droga.

Todos los estudios iniciales sobre los efectos de la marihuana son muy buenos, pero no dicen todo lo que se necesita saber sobre los niveles altos de concentración, de hecho, se necesita hacer mucha más investigación para determinar con más precisión los efectos de la marihuana sobre el feto y su cerebro.

Buen fin

Proximamente

Proximamente las mejores ofertas