Protege a los jóvenes del tabaquismo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día, 100 mil niños de entre 12 y 15 años prueban su primer cigarro. 

Muchos adolescentes que prueban por primera vez los cigarrillos no saben lo fácil que es volverse adictos. La adicción a la nicotina es tan poderosa que en poco tiempo la gran mayoría de adolescentes que lo prueban se convierten en fumadores diarios y con dificultad para dejarlo. ¿Y por qué esto es importante? Porque la mayoría de los fumadores actuales se hicieron adictos al tabaco cuando eran jóvenes.

Principales causas del tabaquismo en los jóvenes

Los motivos por los cuales la población más joven se interesa por el hábito de fumar son diversos. No obstante, saber reconocerlos es de vital importancia para poder intervenir a tiempo y prevenir el tabaquismo en jóvenes y adolescentes.

  • Aceptación social.
  • Fumar como desafío a las normas.
  • Fumar para aliviar el estrés.
  • Influencia de los padres.
  • Medios de comunicación y publicidad.
  • Falta de información.

Efectos del tabaco

El tabaco es tan adictivo como la droga pura, ya que se trata de un producto psicoactivo que afecta los procesos químicos del cerebro y del sistema nervioso. Además, tiene reconocidos efectos nocivos a corto y largo plazo.

A corto plazo

  • La mayoría de las personas se concentra en los riesgos a largo plazo y cree que los daños provocados por el cigarrillo aparecen luego de muchos años. Pero existen muchas consecuencias que pueden aparecer muy rápidamente.
  • Fumar provoca obstrucción leve de las vías respiratorias, función pulmonar disminuida y desarrollo lento de la función pulmonar en los adolescentes.
  • La frecuencia cardíaca en reposo de los jóvenes adultos fumadores es de dos a tres latidos más rápida por minuto que la de los no fumadores; y se ha demostrado que se pueden detectar los primeros signos de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en los jóvenes fumadores.

A largo plazo

  • Provoca diversos tipos de cáncer y enfermedades crónicas como cáncer de pulmón, cáncer gástrico, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria.
  • La mitad de todos los fumadores morirá a causa de enfermedades relacionadas con el tabaco.

Consejos para la prevención

Proporcionar información

Facilitar y proveer a la población más joven sobre los efectos y secuelas reales del tabaquismo, incluyendo las enfermedades que puede ocasionar, los efectos en el deterioro físico y mental, y los porcentajes de muertes que existen por causas relacionadas con el tabaquismo.

Psicoeducar. Suministrar información sobre los efectos psicológicos del consumo de cigarrillos. Es esencial informar sobre su potencial adictivo, sobre cómo funcionan los mecanismos de adicción y sobre las consecuencias a corto plazo de comenzar a fumar o de hacerlo de forma habitual.

Predicar con el ejemplo. Una de las causas por las que los jóvenes empiezan a fumar es por pura imitación, bien por medio de los padres, algún familiar, amistades, etc. Es de vital importancia que aquellas personas en las que recae la responsabilidad de intervenir o interaccionar con los jóvenes sean capaces de constituir un ejemplo y no fumen delante de los más jóvenes.

 Incentivar el razonamiento. Esta medida consiste en permitir a los más jóvenes desarrollar un razonamiento crítico acerca del tabaco, dejando que, tras proporcionarles una información objetiva, emitan sus propios juicios y valoraciones en torno al tabaquismo.

Enseñar a decir “no”. La falta de educación emocional y de técnicas asertivas, junto con el miedo a ser rechazado provocan que en la mayoría de los casos el adolescente acabe aceptando. Por lo tanto, proveer de habilidades que les permitan decir “no” y rechazar el consumo de tabaco sin sentirse mal, por ello son fundamentales para prevenir que los jóvenes comiencen a fumar.

Promover la actividad física. Es una herramienta muy útil para impedir la llegada de los hábitos de consumo de tabaco en adolescentes. Un joven motivado por el deporte y la salud física es menos susceptible de incurrir en prácticas perjudiciales para su salud, lo que incluye también fumar.

El tabaquismo en México

Más de 7 mil sustancias químicas contiene el humo del tabaco, cientos de las cuales son tóxicas y pueden afectar casi todos los órganos del cuerpo.

4.9% de los adolescentes mexicanos padece tabaquismo.

0.5% de la población de 12 a 17 años son fumadores diarios y el 4.4% son fumadores ocasionales.

5.8. es el promedio de cigarros fumados al día entre los fumadores diarios adolescentes.

14.3 años.es la edad promedio de inicio de consumo de tabaco diario en adolescentes mexicanos.

Más de 937 mil adolescentes mexicanos han usado cigarro electrónico alguna vez y 160 mil lo consumen actualmente.

185.5 pesos es el promedio de gasto mensual en cigarros entre todos los fumadores de 12 a 17 años; tres cuartas partes de los adolescentes fumadores (75.7%) realiza la compra de cigarros por unidad (sueltos).

Fuente: ENCODAT TABACO 2016-2017

Ofertas

Proximamente

Proximamente las mejores ofertas